Las ventajas de tener un jardín en casa son innumerables. Hay que sentirse afortunados por poder disfrutar del contacto con la naturaleza sin salir de casa. Aparte de ese contacto con lo natural, es el lugar ideal para relajarse, contemplar y desconectar después de la jornada laboral.

Las tareas del cuidado del jardín: plantar, podar o regar, tranquilizan y favorecen la convivencia familiar al aire libre.

En primavera y con las altas temperaturas del verano, el atardecer y la noche son los momentos ideales para disfrutar del jardín. Si queremos disfrutar de nuestro jardín de noche es imprescindible iluminarlo adecuadamente, una buena iluminación transforma y mejora la esencia de cualquier lugar. Las luminarias de exterior no son baratas y la vegetación cambia, hay que saber elegir los equipos y donde instalarlos, existe una gran variedad de posibilidades tanto técnicas como estéticas, por eso es conveniente que el proyecto lo desarrolle un especialista.

¡Si tienes la fortuna de tener jardín, te damos 5 consejos de iluminación para que lo aproveches de día y de noche!

[– beauty_list –]

Como hemos recomendamos anteriormente en otras ediciones de nuestros Lumiconsejos, una buena iluminación no significa más luz, es la luz justa y pensaba. Siempre será más interesante una suma de efectos de iluminación que una sola fuente de luz.